Gimnasia


Gimnasia terapéutica

Existen muchos tipos de gimnasia. La gimnasia terapeútica que trabajamos en La Madriguera consiste en un sistema de ejercicios que te ayudarán a liberar tensiones innecesarias, además de mejorar tu condición física, tu salud, tu coordinación y tu percepción. Las clases son impartidas directamente por nuestros profesionales.

Esta gimnasia está dirigida a todo tipo de personas:
  • Personas con alteraciones físicas debidas a patologías artrósicas, artríticas, deformidades de columna, etc, para mantener y/o mejorar su calidad de vida.
  • En personas sin ningún tipo de alteración como prevención a posibles patologías.
La gimnasia terapéutica se basa en el trabajo de diferentes aspectos como por ejemplo:
  • El tono muscular :
    Mediante ejercicios que requieran la activación de la musculatura del cuerpo del paciente para mantener y o/mejorar su función.
  • El equilibrio:
    Haciendo que la persona adquiera más estabilidad y conciencia del propio cuerpo dentro del espacio, gracias a ejercicios de propiocepción, es decir, de estimulación de las terminaciones nerviosas encargadas de captar nuestra posición en todo momento.
  • Coordinación:
    A través de ejercicios de disociación, juegos, etc.
  • Higiene postural:
    Aprendizaje de las posturas más correctas y de cómo llevar a término algunas de las actividades de la vida diaria de la manera más adecuada. La higiene postural puede prevenir y/o evitar la repetición de episodios de dolores lumbares, contracturas musculares o tendinitis, etc.
La Historia de la Gimnasia Terapeútica

Ejercicios físicos terapeúticos en la Antigua China
Los ejercicios físicos con fines terapéuticos se conoce que se emplean desde la antigüedad, entre los años 2.000- 3.000 a.n.e. se conocen grabados relacionados con la acción terapéutica de los movimientos y los masajes pertenecientes a la antigua China. En dichos grabados se hace alusión a la existencia de escuelas médicos gimnásticas donde no solo se hace alusión a la gimnasia terapéutica como práctica habitual, sino que esta se aplicaba a la terapia de enfermos con ejercicios respiratorios, movimientos pasivos y ejercicios de resistencia los cuales se aplicaban en casos de enfermedades de los órganos respiratorios, circulatorios y de las afecciones quirúrgicas (luxaciones, fracturas y desviaciones de la columna vertebral).

Pero no sólo en China existe un conocimiento ancestral sobre esta práctica, también en India aparecen notificaciones en los libros sagrados (1800 años a.n.e) donde se describe la importancia de los ejercicios pasivos y activos así como los ejercicios respiratorios y el masaje para la terapia de diferentes enfermedades.

Gimnasia en la Antigua Grecia
Recreación
En la antigua Grecia, cuna del culto al cuerpo sano como parte del bienestar completo del ser humano, la gimnasia terapéutica alcanzó un desarrollo particularmente alto a medida que la ciencia se liberaba de la religión para dar paso a las ciencias naturales, donde filósofos como Platón y Aristóteles difundieron ampliamente la gimnasia como terapia para ciertos males fisicos y mentales. Hipócrates (460-377 a.n.e.) considarado el fundador de la medicina clínica concedía gran importancia a la dieta y a la gimnasia terapéutica. Describió de forma detallada el empleo de esta en las enfermedades de los pulmones, del corazón del metabolismo y de la cirugía. En la antigua Grecia se desarrollaron tres programas distintos de ejercicios de gimnasia: uno para el mantenimiento de la condición física, otro para entrenamiento militar y un tercero como parte del régimen de adiestramiento de los atletas.

También en Roma el medico Galeno fue muy conocido, utilizó la experiencia que le precedía, procedente de Grecia de la gimnasia terapéutica y la terapia ocupacional.
Posteriormente, en la alta edad media, encontramos una época oscura y de retraimiento de los conocimientos de siglos anteriores. Podríamos considerarla el periodo de dominación de la iglesia sobre la ciencia, lo que produce una decadencia de esta última y un freno considerablemente del desarrollo de la medicina incluyendo también el de la gimnasia terapéutica.

Avicena
Ya entre los siglos IX-X, la medicina y la ciencia obtuvieron ciertos avances gracias a los trabajos de científicos árabes, como el gran Avicena (980-1037 n.e.) que en su obra el Canon de las ciencias medicas reflejo todos los logros de la medicina árabe, iraní y del Asia central.

A partir del renacimiento, que se caracterizo por el florecimiento de las ciencias y las artes, comienzan a aparecer nuevos trabajos sobre la importancia terapéutica de los ejercicios físicos. Inspirados por siglos anteriores, volviendo la vista a Grecia y Roma, los renacentistas fueron una cuna de hombres completos en artes, ciencias y tecnología, como Leonardo Da Vinci con sus increíbles estudios anatómicos.

Gimnasia Sueca
Las técnicas modernas fueron desarrolladas en Alemania en la segunda mitad del siglo XVIII. El educador Friedrich Ludwig Jahn, padre de la gimnasia moderna, fundó en 1811, en Berlín, el Turnverein, un club gimnástico que estaba presente en toda Alemania y que tenía ideales nacionalistas. Inventó ejercicios que desarrollaban la fuerza física y la autodisciplina para los que usaba piezas de aparatos estáticos.

A principios del siglo XIX se extendió el sistema sueco de gimnasia médica. El sistema sueco, inventado por Pehr Henrik Ling, enfatizaba, por el contrario, el ritmo y la coordinación de movimientos a través de rutinas practicadas con aros, mazas y pelotas pequeñas. Su fundador ejerció una gran influencia en el desarrollo de la gimnasia médica en Europa.
Pehr Henrik Ling (1776-1839) médico, militar y profesor de esgrima de la Universidad de Luna, diseñó9 un método que se caracteriza por una concepción anatómica, biológica y correctiva de la gimnástica, fundamentada en los dogmas y principios científicos que fueron incorporados por él al sistema educativo. Su "gimnasia" estaba ideada para contribuir a una educación integral del niño desde el desarrollo anatomofisiológico del sujeto; para preparar al soldado ante la guerra y para desarrollar el sentido estético a través de un fortalecimiento corporal y de la corrección de los defectos físicos.
El método sueco busca un modelo de salud corporal a través de la gimnasia, con ejercicios analíticos, localizados en un núcleo articular específico y cuyas características fundamentales son artificialidad, construcción, determinación de las fases de ejecución en posición de partida, desarrollo y un excesivo estatismo, orden y utilización de voces de mando. A pesar de estos elementos se cree que la gimnasia sueca es un método simple atribuido en parte a la pobreza y aislamiento en que habían vivido los suecos a mediados del siglo XIX.
Los ejercicios eran clasificados en tres bloques:
  • Introducción: ejercicios de orden.
  • Ejercicios fundamentales A: brazos, piernas y tronco.
  • Ejercicios fundamentales B: saltos, trepas y destrezas.

Gimnasia Sueca
Otras de las características importantes de la Escuela Sueca se identifican con la no existencia de niveles de ejecución diferenciados, el concepto de competición en las prácticas fue relegado por el de ayuda de los miembros más aventajados en las clases para con los menos dotados y distanciamiento respecto a la necesidad de evaluar las aptitudes individuales o la vistosidad de las ejecuciones, ya que, como hemos dicho anteriormente, la concepción gimnástica de la Escuela Sueca se aproximó siempre hacia el fomento de la salud colectiva. Hjalmar Ling (1820-1866) el hijo del fundador de esta terapia gimnástica, ordenó y sistematizó la obra de su padre, estableciendo una nueva clasificación de ejercicios con un orden fijo que constituyó un esquema de lección con una práctica también predominantemente estática y analítica. Nos estamos refiriendo a las famosas "Tablas de Gimnasia", cuyo objetivo principal era conseguir un efecto correctivo que marcaría la gimnasia durante muchos años.

La Gimnasia terapeútica actual

Gimnasia terapeútica
La Gimnasia terapeútica actual utiliza los ejercicios físicos como el principal y único medio para el tratamiento de las diferentes patologías. Esto se reconoce también como una diferenciación entre la Gimnasia Terapeútica y la Fisioterapia.
Durante las enfermedades se altera la actividad vital del organismo disminuye su capacidad de realizar trabajo muscular de ahí que cuando los movimientos pueden originar agudización o complicación de alguna enfermedad se hace necesario guardar un régimen de reposo que limita la actividad motora del enfermo.
Este régimen de reposo disminuye el consumo de oxigeno y de sustancias alimenticias por el organismo y por lo tanto contribuye a un trabajo mas económico de los órganos internos.
Sin embargo junto a estos aspectos positivos el régimen de reposo tiene aspectos negativos. Como por ejemplo se reducen los procesos de excitación en el Sistema Nervioso Central, disminuyen las posibilidades funcionales del sistema cardiovascular y respiratorio así como la nutrición del organismo:
Por tales motivos es necesario cuando lo permitan las condiciones y el estado del enfermo combinar el reposo con la aplicación de ejercicios físicos.

La Gimnasia Terapeútica por medio del ejercicio físico disminuye las influencias desfavorables de la actividad motora. Previene las complicaciones e intensifica las reacciones de defensa del organismo. En el período de recuperación las clases de G. Terapéutica contribuyen a restituir la capacidad de trabajo. Las cargas físicas incrementadas gradualmente garantizan el entrenamiento del organismo y producen la normalización de sus funciones.

Dados estos beneficios, se hace comprensible la acción terapéutica de los ejercicios físicos. Esta se manifiesta en forma de 4 mecanismos básicos de acción tonificante, de acción trófica, de formación de las compensaciones y de normalización de las funciones.

Si deseas consultar la disponibilidad de plazas en las clases de Gimnasia Terapeútica, así como en las de Pre y Post Parto puedes ponerte en contácto con nosotros en el número  654546507. ¡Esperamos tu llamada!